Las largas trompetas de los Andes

Inicio > Publicaciones > Libros > Las largas trompetas de los Andes


Es el suyo un grito explosivo, ronco, que revienta el aire y provoca ecos lejanos. Su potente sonido suele escucharse sólo en determinadas épocas del año; en algunas regiones de la extensa columna vertebral de Sudamérica se cree que si se las toca fuera de esos periodos, pueden provocar la helada y el granizo, verdaderas catástrofes meteorológicas para las sociedades andinas, eminentemente agrícolas. Desde Otavalo hasta la Patagonia, son numerosas sus variantes. Reciben tantos nombres como pueblos distintos las construyen y las emplean. Pero sus fisonomías y sus materiales son similares, tanto como el timbre de sus voces. Gritan a Ngenechen, el creador de los Mapuche, en la ceremonia patagónica del Ngillatun, y convocan a las máscaras Aña en el Arete del pueblo Avá, en el boscoso Chaco. Acompañan los misachicos de las procesiones en el altiplano y las quebradas del noroeste argentino, y ponen color a las fiestas de los chapacos. Sea en donde sea, manos de arcilla las alzan al cielo –o las asientan contra la tierra– y labios apretados insuflan en sus vientres de caña el aire que les permitirá vibrar y convocar a hombres y espíritus por igual.


Las largas trompetas de los Andes es un sucinta guía que introduce al lector en la localización, la historia, la estructura y el uso de unos aerófonos fascinantes, que incluyen desde la bocina de Ecuador hasta la trutruka y el ñolkiñ de los Mapuche de la Patagonia, pasando por el clarín de Cajamarca, el yungor de Ayacucho y el huarajo (Perú), el tira-tira de Potosí y la caña de Tarija (Bolivia), el clarín atacameño (Chile) y el erque, caña o corneta del noroeste de Argentina.


Leer en línea [3.ed.] (Issuu)
Descargar libro [3.ed.] (11.5 Mb)

© Edgardo Civallero | Creative Commons by-nc-nd